Bandas de Latinoamérica, México, Estados Unidos e Inglaterra se dieron cita en el Palacio de los Deportes para dar vida al Non Stop Ska Music Festival, cuyos organizadores lo nombraron  el primer festival 100% ska en la Ciudad de México.

Texto por: Rodolfo Jasso

Fotos por: @Chikiluamapola

Bandas que difícilmente se verían juntas se dieron cita para celebrar 12 horas de esta música que tuvo sus inicios a finales de la década de los 50 y que cobró relevancia en los años 60 en Jamaica, precursora del Reggae del que su mayor exponente es Bob Marley, también originario de esta isla del caribe. El ska fue el protagonista en una tarde-noche mágica para los poco más de 10,000 asistentes que se dieron cita en el domo de cobre.

Tres escenarios simultáneos: El principal que estaba dentro del domo, uno más pequeño para DJs y “palomazos” y otro para algunas de las bandas más consagradas de la escena. El cártel tuvo  poco más de 30 bandas que brindaron  un día para disfrute, el goce y la euforia en esta capital que sabe tocar y bailar SKA de clase mundial.

Son cerca de las 5 de la tarde y la afluencia de asistentes comienza a aumentar, la  banda  quiere  ver a los grupos que coronaran este festival. Las personas al interior del recinto revisan los escenarios, los puestos con las mercancías oficiales, los puntos en donde se venden bebidas, están reconociendo su territorio para saber cómo moverse y estar listos para sus bandas favoritas.

El escenario denominado “Domo” es el más concurrido, con la presentación de King Hammond, banda londinense formada a finales de los años 80,  empezó la fiesta con las canciones early reggae, y Los Skarnales,  es muy notorio sus influencias del ska y reggae jamaiquino pero también las mezclas de ritmos como danzón, rockabilly y soluld entre otros.

Tocó  el turno a The Toasters directamente desde la ciudad de Nueva York  y dejaron claro sus 25 años de trayectoria en el escenario, luciendo con Weekend in LA y Talk is cheap. Mientras tanto en el otro escenario: Pabellón  suenan Los Furios, banda de Vancouver Canada, pocos o casi nadie de los asistentes conoce la banda, no obstante, suenan chingón, el ritmo es pegajoso, la trompeta y el sax se combinan magistralmente pero tristemente no hay más de 100 personas viendo la presentación. Sin duda podría nombrar  a  Los Furios  como una de las grandes y gratas sorpresas de la jornada.

The Selecter, agrupación británica, sube al escenario a las 19:05 llevándose una de las mejores presentaciones hasta el momento. Con Pauline Black, fundadora de la banda formada en 1979, en la voz contagió al público no sólo con su presencia y porte,  sino con su absoluto y total dominio del escenario; a su lado “Gaps” Hendrickson no se quedó atrás e hizo gritar a muchos. Pauline  lanzó consignas en contra el actual candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y el público respondió llenando el ambiente de silbidos y mentadas de madre.

Una desbandada de gente llegó a colmar el Domo, es el turno de Tijuana No y muchos no quieren perdérselo.  Las pantallas se iluminan y aparecen los rostros de los 43 normalistas de Ayotzinapa mientras retumba la voz de un sobreviviente narrando todo lo ocurrido ese 26 septiembre del 2014 convirtiendo el momento en uno de los más emotivos y potentes del festival.

Exigiendo justicia aparecieron sobre el escenario los integrantes de la agrupación y un invitado sorpresa: Misael el sax de Panteón Rococo,  brindando una fiesta que culminó con el  emblemático tema Pobre de ti.

Al escenario principal le restan los headliners  y todos piden a gritos a Los de Abajo, Inspector y The Skatalites.

De pronto suena la voz de Salvador Allende,  el  Palacio de los Deportes retumbó con su último discurso, aquel que dirigió a la nación chilena justo el 11 de septiembre mientras era llevado a cabo el artero golpe de Estado al mando del general Augusto Pinochet. Justo al apagarse la voz del líder chileno comenzó a sonar  SKApate y el piso vibró. Los de Abajo están en el escenario y el slam se desata en todos lados,  brincos, gritos, baile y energía son derrochados y hacen que cientos gocen a ritmo de esta agrupación que tocó algunos covers como clandestino de Manu Chao y One Step Beyond de la legendaria banda inglesa Madness. Su cierre fue Labios Rojos que dedicaron  a todas las mujeres que se dieron cita al festival.

Inspector, el último grupo mexicano sale al escenario y conecta de inmediato con el público, la multitud corea todas y cada una de las canciones.  Comenzaron con Breve historia de alcohol y una mujer para seguir con Me estoy enamorando, El dejado y Como un sol a estas altura ya solo unos pocos están fuera del domo, el recital de inspector continua con ¿Y qué?, Es por ti y Amnesia canción con la que cerraron una presentación redonda donde quedó demostrado por qué es una de las bandas más consentidas del género.

The Skatalites culminaron la noche, la banda con más de 40 años de historia se apoderó del lugar y fue la cereza de la noche. El compás de los ritmos, los acordes, las nota, todo en su conjunto emana con fuerza y  los instrumentos te hacían viajar a los nostálgicos inicios del ska, a ritmos que te transportaban  a otro espacio y tiempo. Nadie mejor que ellos para interpretar esta música porque al final ellos la crearon, simplemente sublime, majestuoso, único y a falta de otra palabra glorioso, así fue la presentación de esta banda Jamaiquina que cerró el festival.

Así el Non Stop SKA Music Festival en su primera edición nos dejó un gran sabor de boca, con mayor difusión por parte de los organizadores  hubiera salido mejor, sin embargo, la elección de grandes bandas en el cartel me hace estar seguro que este festival será uno de los más esperados año con año. Al final, todos los que amamos el SKA estamos agradecidos de que se abran nuevos festivales con calidad y propuesta musical. Esperamos que no sea primero y  último,  no faltaré a la cita en el 2017.

non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska non stop ska

Deja un comentario