Little Jesus se presentó el fin de semana pasado en El Plaza Condesa, una hazaña que pocos puede decir que han logrado sin ayuda de nadie.

Por:  Alexandra Olán @alexandraolan

Pocos grupos mexicanos pueden darse el lujo de aventarse una fecha en un recinto grande y solos. Lamentablemente en la escena de la música nacional tu grupo debe de machetearle bastantes añitos como para que se pueda dar el lujo de ocupar un espacio manejado por OCESA, así que si no eres Zoé o Caifanes es complicado y talacheador que tu banda pueda ocupar uno de estos lugares.

Aquí es donde encontramos la excepción a la regla, ya que Little Jesus acaba de hacer un enorme statement en la escena nacional. ¿Qué creen chavos? Que siempre si se puede…

Poco antes de las 10 se veía el recinto abarrotado, y ¿cómo no iba a ser así? Si apenas hace unas horas se anunció que el evento se había convertido en Sold Out, lo cual siempre aumenta las expectativas de cualquier show.

Una pequeña nave extraterrestre se ilumina por encima del escenario y sale Little Jesus para comenzar a interpretar Nuevos amigos, sin pensarlo dos veces el público comienza a bailar a su ritmo y sí, la noche había comenzado oficialmente.

Una lluvia de colores ilumina las alturas en los primeros minutos del show. Las tonalidades plateadas del confeti se entremezclan con los asistentes y las canciones que conforman Río Salvaje se hacen sonar.

Río Salvaje es un disco único en su estilo. Cuando los chicos anunciaron el lanzamiento de su segundo material era una completa interrogante qué dirección le darían a su sonido después del éxito que habían logrado con Norte.

Para nuestra fortuna, la sorpresa que nos dejó este nuevo álbum fue bastante agradable, una propuesta acogedora y nueva sin dejar de lado el estilo del que nos fascinó la primera vez. Escuchar Río Salvaje fue como volver a escuchar Little Jesus por primera vez.

No todos los días haces un Plaza Condesa. Previamente los chicos habían anunciado que este sería un show muy especial y con muchas sorpresas, así que cuando los miembros de Vaya Futuro, Rey Pila y Los Románticos de Zacatecas se dan la oportunidad de subir al escenario a echarse un palomazo son bien recibidos por el público que sigue deleitando sus oídos con las presentaciones.

Después de una extensa presentación de casi 2 horas, de recorrer un Río Salvaje y transportarnos hacia el Norte, el final de la noche no puede ser más perfecto que en el momento en que Azul comienza a sonar. De nuevo nos inunda la lluvia de destellos pero esta vez para despedirnos, o más bien decirnos hasta pronto.

Pudo haber sido nuestra primera vez escuchando Río Salvaje y la primera vez que estos chicos hicieron un evento tan grande solos, pero definitivamente no fue la primera vez que nos encantaron y demostraron de lo que son capaces.

¿Conclusión?

Los Little Jesus reventaron El Plaza y ellos so-li-tos. Una vez más demostraron que no solo son “la banda que le abrió a los Rolling Stones” sino que ellos tienen un brillo propio que resplandece de una forma casi mágica en el escenario; que a pesar de las críticas sin fundamentos o el hate que pueda generar su éxito, ellos van a seguir así, ganando como siempre.

Little Jesus Little-Jesus-El-Plaza-02 Little-Jesus-El-Plaza-03 Little-Jesus-El-Plaza-04 Little-Jesus-El-Plaza-05 Little-Jesus-El-Plaza-06 Little-Jesus-El-Plaza-07 Little-Jesus-El-Plaza-08 Little-Jesus-El-Plaza-09 Little-Jesus-El-Plaza-10 Little-Jesus-El-Plaza-11 Little-Jesus-El-Plaza-12 Little-Jesus-El-Plaza-13

Deja un comentario