La crónica de lo que pasó y no pasó en el Hellow Festival 2016.

Por: @lalecce

De verdad me es muy doloroso ver como un festival como el Hellow Festival se volvió algo tan frío, sin alma.

Mucho cuestioné entre mis allegados si la frialdad radicaba en la producción, en la locación, en la gente o en el talento. La respuesta fue que era un pocos de todas las anteriores.

La lluvia es el peor enemigo de un festival (verdad, ¿Queens Of the Stone Age?) y ese día el cielo era nublado y el festival parecía tener el mismo mood. apagado y gris. Esa impresión desapareció cuando intenté ser un chavo más viendo a Louis The Child. La verdad esperaba más, no era ‘live act’, escuchamos un muy efectivo dj set pero solo eso; al parecer a la masa no le importa pero algunos valoramos muchos los actos en vivo.

Corrí a ver a Action Bronson y nada. Dreezy (su abridora), se encargo de resolver su ausencia a medias. A más porque más de la mitad del festival ni siquiera se enteró que Bronson no salió al escenario, muchos menos quién era Dreezy y créanme, no les importaba.

Llegó el turno de ver a Albert Hammond Jr, de lo mejor del festival; cumplidor, melódico, con la suficiente dosis de guitarra como para (casi a las 9 de la noche) iniciar a prender el festival.

Después nos movimos a un oasis llamado Indie Tent, ahí tocaba Bomba Estéreo. ¿Por qué un oasis? simplemente porque esa presentación estaba fuera de lo que había sido el festival, producción sencilla pero espectacular, complementaria de lo que escuchábamos, gente con ganas de estar ahí y no “porque no había otra cosa”. Baile, mucho baile y una excelente presentación de los colombianos fue lo que presenciamos.

Después, Flaming Lips. Si, es increíblemente bueno el show.

Es brutal el nivel de producción, musicalmente están en otro nivel y cada canción es el acto de una obra triunfal con capítulos tan grandes como Do you realize? o el cover a Space Oddity.

Si, todo es perfecto, todo es memorable pero cuando un frontman nos tiene que estar diciendo “com’on” al menos 4 veces durante su presentación es porque estamos haciendo algo mal como público.

Decidí lanzarme a ver a Galantis. Es un dj set… de… EDM, más simplón de lo que esperaba.

Puedo concluir, que esta edición del Hellow Festival fue extraña, como si los organizadores se quisieran comer a todos los mercados (rock, indie, hip hop, electrónica y edm) de un solo jalón. Eso no es malo, solo resultó no ser tan bueno en esta ocasión. Esperamos con ansias la que sigue, seguro será mejor.

Hellow Festival hellow_albert3 Hellow Festival
Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival Hellow Festival

Deja un comentario