Te prometo anarquía es una coproducción México-Alemana, que narra la historia de dos muchachos, Miguel y Johnny quienes desde pequeños comparten una amistad que rompe con los límites de lo convencional.

Por: Lourdes V. Brun @lurrrdez

Te prometo anarquía es una coproducción México-Alemana, que narra la historia de dos muchachos, Miguel y Johnny quienes desde pequeños comparten una amistad que rompe con los límites de lo convencional.

Las razones por las que se conocieron reflejan la contrastante situación social de nuestro país. Miguel ha roto las reglas silenciosas que le impone su origen burgués para adentrarse en su propio mundo de oscuridad que ha creado junto a su mejor amigo, en este mundo ellos tienen su concepto de felicidad, de amor, de dinero, de responsabilidad.

Estas criaturas se desenvuelven en lugares que todo habitante de esta monstruosa ciudad ha visto, pero probablemente no desde esta perspectiva.

A través de movimientos de cámara fluidos y naturales podemos sentir que recorremos en patineta los rincones que frecuentan, los amigos que visitan, los momentos en los que la mona se siente como escape de una realidad que parece estar muy por debajo de sus ideales y el rap es la única forma de expresar la incertidumbre de ser un joven mexicano envuelto en tanta contradicción e hipocresía.

Estos personajes, este grupo de amigos nos remonta a Clockwork Orange  (Kubrick, 1971) o a The Warriors (Hill, 1979); son jóvenes que han sido orillados a una verdad que parece locura pero es más pura y racional que la políticamente correcta.

Están involucrados en el comercio ilegal de sangre, lo cual les deja suficiente dinero para sobrevivir en este submundo. Sin embargo, a Miguel se le presenta la oportunidad de hacer un trato con un pez gordo del negocio lo cual significa un riesgo pero también más dinero del que puede imaginar… La idea es demasiado tentadora para este joven hedonista que lo que más desea es borrarse del sistema junto con su compañero de vida.

Este trato que parece demasiado bueno para ser verdad, se complica, teniendo como consecuencia la desaparición de un grupo grande de gente inocente; abordando entonces un tema conocido muy bien por los mexicanos.

Ante esto nuestros protagonistas deberán actuar de acuerdo a sus principios, mismos que reflejan la apatía e individualismo de los habitantes de este país. A estas alturas la historia evoca a Trainspotting (Boyle, 1996), película que sin ser moralina deja muy claro que a veces ser cínico no significa ser malo, sino estar totalmente  maleado por una colectividad incoherente.

Julio Hernández Cordón nos invita a través de metáforas y un excelente uso de lenguaje cinematográfico a conocer un poco más sobre México y su situación, nos pide que nos pongamos en el lugar de estos antihéroes que sin querernos dar ninguna lección nos hacen comprender un poco más sobre aquellas cosas que a veces fingimos que no suceden.

Al mismo tiempo nos brinda una película llena de momentos sumamente disfrutables, con buen ritmo y frescura. Cabe mencionar que los actores  forman parte del mundo del skate lo cual le da un realismo que fusiona ficción con documental, recordándonos por momentos a Kids (Clark, 1995) o Gummo (Korine, 1997).

Te prometo anarquía es una película que como se indica en el título no busca acoplarse o encajar con ninguna tendencia del cine mexicano, no merece estar encasillada en ningún ambiguo concepto del mismo. Es una historia de amor maldito, con muchos matices y detalles a considerar.

Acepten la invitación de involucrarse con estos monstruosos personajes, y de ver el mundo como ellos. La sensación es parecida a ver por primera vez el Rocky Horror Picture Show (Sharman, 1975) y entregarse por completo al absoluto placer.

Te prometo anarquía (México-Alemania, 2015)

  • Dirige: Julio Hernández Cordón
  • Actúan: Diego Calva HernándezEduardo Eliseo MartínezShvasti CalderónOscar Mario Botello
  • Guión: Julio Hernández Cordón
  • Fotografía: María Secco
  • Duración: 88 min.

La cinta estará exhibiéndose en el marco del 36vo Foro de la Cineteca Nacional en cines comerciales y próximamente será su estreno oficial ¡No se queden sin verla!

Deja un comentario

Lourdes Von Brun
Cantante, DJ y entusiasta de la música. Le gusta hablar de lo que no se debe hablar, y hacer lo que no se debe hacer. Irreverente pero inteligente. En pro del 420