Garbage es de los pocos agentes musicales que ha sabido sobrellevar los factores del tiempo y las brechas generacionales. Lo demuestra con Strange Little Birds.

garbageUna de las cosas más complicadas en la vida es mantener la esencia inicial, esa que nace con el primer rayo de luz y que nos acompaña en nuestros años infantiles, esa que con el paso del tiempo dejamos desvanecer y la reemplazamos por prejuicios, decepciones y dictaduras de lo mundano.

Garbage es de los pocos agentes musicales que ha sabido sobrellevar esos factores y es capaz de demostrar en su nuevo Strange Little Birds que una esencia natural alcanza para llenar los sentidos toda una vida.

Dentro de él nos encontraremos de frente con un material que expone lo más íntimo de Shirley Manson y su séquito de buenos músicos que aportan un ingenio muy adecuado. Es sin duda el álbum más “romántico” de la banda (las comillas no por pecar de hipocresía ni minimizando la causa, sino por el simple hecho de que el romanticismo se toca desde un punto de vista muy peculiar).

Sometimes abre el disco. Una canción melancólica, tranquila y que marca la pauta para lo que vendrá, personalmente no me encanta la idea de que la #1 en un álbum sea tan calmada, pero aquí parece funcionar bien y denota la trayectoria de un Garbage que ha sabido mantenerse en la escena durante ya bastante tiempo.

Empty le sigue los pasos y en un instante regresamos a 1995 y sus inicios. Se escucha familiar y despierta la nostalgia de un sonido que nos encantó al más puro estilo de estos compadres.

Y es que este disco está repleto de regresos triunfales a la esencia inicial de Garbage, no suelta un instante aspectos que le ayudaron a ser lo que es ahora. Digamos que no cuenta con mucho experimento, pero sí lo equilibra con altibajos, formas y maneras que bien podrían confundirnos y esperar un Why Do You Love Me o un I Think I’m Paranoid en el siguiente track.

Blackout es la muestra perfecta de lo dicho en el párrafo anterior, una canción con poderío y a su más puro estilo. No podemos decir lo mismo de Night Drive Loneliness, una rola muy personal que pone en expuesto la perspectiva de vida y sus malos momentos intrapersonales.

Su musicalización es llevada excelentemente por sonidos electrónicos fusionados con lo cotidiano, una verdadera balada oscura que querrás escuchar varias veces.

Así llegamos a Magnetized, una pieza que destaca por el sentimiento impuesto y plasmado, nos atrapa y va de menor a mayor en la escala de intensidad. La verdad de las cosas, es una canción que se disfruta mucho y se recomienda ponerle atención a la letra. So We Can Stay Alive, suena y resuena muy bien en los adentros, tiene punch y un riff de guitarra muy bueno que sube poco a poco a la cabeza hasta terminar la rola con fuerza desmedida.

En general el Strange Little Birds nos recuerda que la esencia natural es lo mejor que se tiene, nos demuestra que no hacen falta las apariencias ni las hipocresías en esta vida para trascender y ser escuchados.

Es un muy buen regreso de una banda que ha sabido ganar el juego de mantenerse, de complacer y de no depender de nada más que su música y sus agallas.

Garbage se ha ganado un lugar en cualquier biblioteca musical habida y por haber, es un obligado en la playlist de vida y su nuevo disco aportará 2 o 3 tracks a ésta para completarla un poco más.

 

 

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación