Travis dio uno de sus conciertos más emotivos el 13 de junio en el Pepsi Center.

Sin duda una noche mágica nos regaló Travis este 13 de junio donde 20 años de carrera se resumieron en un poco más de 2 horas de concierto, mismas horas donde los músicos escoceses se entregaron de principio a fin con tanta pasión que se contagio al público dando como resultado uno de sus mejores conciertos.

La banda encargada de abrir el concierto fue Reyno, quien sirvió de bienvenida para los asistentes mientras buscaban el mejor lugar en el venue, iban por una cerveza o platicar y sacarse selfies con sus amigos, pues a pesar de que la banda ha tenido buenas críticas de su último trabajo no rebasó la linea de emoción del público.

Al terminar Reyno una larga espera de 40 minutos tuvimos que sufrir antes de que saliera Travis al escenario, mismo tiempo que sirvió para hacer re acomodo de lugares y tratar de colarse lo más al frente posible del escenario.

De pronto Everything at once, el tema que da título al nuevo disco de Travis, comenzó a sonar, dando bandera verde al inicio del concierto, en el cual, por si aún no se enteran, fue grabado para aparecer en el documental que Travis esta preparando para celebrar sus 20 años de carrera.

Fran Healy tiene esa magia de saber llevar el concierto como pocos, hace que todos se involucren y se sientan parte de la banda, como una pequeña charla entre amigos.

Hubo varios momentos del concierto que fueron favoritos, como en My Eyes donde Fran buscó entre el público y en primera fila encontró a dos pequeños niños, a quienes en pleno concierto preguntó sus edades y describió la emoción que se siente en un primer concierto, a lo que dedicó la canción a ellos y pidió un aplauso de todo el público, algo que seguramente hizo que nunca olvidaran este primer concierto en sus vidas.

Otro momento emotivo fue cuando Fran explicó la historia de Re Offender, canción la cual fue escrita a su madre a causa de un momento muy grave en su vida, explicó que hay canciones que se hacen a los amigos, a las experiencias y a las pasadas parejas amorosas, pero una canción para su madre puede ser la más especial que ha escrito.

Sin duda Where You Stand fue el momento favorito de todos, pues Fran bajó del escenario y con el pretexto de nunca haber visto a su banda desde el público. Bajó del escenario y sobre los hombros de un fan comenzó a cantar la canción entre todos los fans, a quienes tuvo que calmar un poco para evitar los empujones y tirarlo por tanta emoción.

“Tienen permiso de volver a tener 4 años por los siguientes tres minutos” frase con la que dio paso a Magnificent time, penúltima canción del show donde todos formaron parte de un baile colectivo y donde las luces del escenario se pintaron de los colores del arco iris.

De principio a fin del show la gente no dejó de gritar contagiada por la emoción y carisma de la banda, quienes después de 20 años convierten un concierto en todo un mar de nostalgia.

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Travis México

Deja un comentario