Sábado 4 de junio, no cabe duda que fue un gran sábado en compañía de grandes personas, desde temprano, la gente se alistaba para ver a sus artistas favoritos, la fila se alargaba cada vez más y más.

Texto y foto por: Atzin Gonzalez

Contados artistas han logrado estar en el Lunario del Auditorio Nacional, pero Camilo Séptimo, con muy poco tiempo de haberse formado, logró pisar este increíble escenario.

El concierto inició con Rubytates, muchos de los fanáticos de Camilo Séptimo estuvieron cantado las canciones de dicha agrupación,  sorprendió la energía que plasmaron estos chicos en el escenario. Cuando una persona ama lo que hace, no hacen falta las palabras para demostrarlo, la actitud es lo que cuenta… Rubytates disfrutan tocar y aman demostrar su música; su energía nos dejó a todos con la boca abierta, qué suerte de estos chicos poder abrir este gran show en un gran escenario.

Poco a poco el Lunario se empezó a llenar de mas gente, todos estuvieron listos, poco a poco las luces se apagaron, los gritos de las personas nos ponían la piel china, y fue ahí, cuando Camilo Séptimo entró al escenario, Coe tomó su bajo, Erik en guitarra, Marco se alistó y con sus baquetas en mano se sentó para tocar la batería, Jonas estaba mas que listo en los teclados, y el recién titulado en las percusiones el Lic. Claudio Cruz.

Arrancó su concierto con la gran canción Portales, seguido de su canción Maya y Resplandor; fue increíble como el público enloqueció con la llegada de Camilo Séptimo,  se sentía el piso moverse por los saltos de la gente, la energía de Camilo Séptimo no paraba.

La agrupación tocó muchas canciones nuevas como Miénteme, Onamun y Conmigo,  en una dichas canciones Coe nombro a su hermano para cantar juntos una canción dedicada a sus padres. Hubo grandes sorpresas en el Lunario, Pablo Cantú (baterista de la agrupación Reyno) fue uno de los invitados de Camilo Séptimo.

Todos nos pusimos románticos cuando la banda tocó Eres y Te veo en el 27, pudimos alcanzar a ver, que uno que otro chico por ahí empezó hacer llamadas a través de su celular con el objetivo de dedicar dichas canciones, románticos.

El público cantó a todo pulmón la canción  No confíes en mi, pero el Lunario “explotó” cuando entró al escenario Christian Jean (vocalista de Reyno) a cantar con Coe, es un gran dueto que quisiera que se volviera a repetir.

Para cerrar con broche de oro, Camilo Séptimo interpretó su mas reciente lanzamiento Neón, no cabe duda que es de las nuevas bandas mexicanas que van a poner en alto el nombre de nuestro país al rededor del mundo, tienen mucho potencial, y se admira su gran talento y su propuesta musical es interesante e innovadora.

Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII Camilo VII

Deja un comentario