James Blake, el señor que convierte los silencios en música, está de vuelta luego de tres años con el sucesor de Overgrown.

El 2016 sigue su marcha. La música se encuentra en el grado máximo de sorpresa conforme transcurre el año y aun no se ha llegado a la primera mitad. Ya se sabía perfectamente que este año vendría cargadito de grandes regresos en la música, donde dentro de toda esa lista de bandas y solistas que ya muchos nos han entregado buenos y malos álbumes, también James Blake es partícipe; así es, el señor que convierte los silencios en música, está de vuelta luego de tres años con el sucesor de Overgrown.

Y es que sí, son tres años después de aquel Overgrown que consolidó a James Blake como uno de los artistas solistas ingleses más solicitados al rededor del mundo en festivales y que le hiciera acreedor a un Mercury Prize por mejor álbum, una nominación a los Brit Awards como mejor solista británico, e inclusive una nominación a los premios Grammy en el 2014 como mejor artista nuevo.

En esta vuelta del nacido en Londres, Inglaterra, Blake confirma que con su Downtempo puede ofrecerte momentos increíbles, y que no necesariamente la electrónica fluida y en escándalo te hace bailar y pasártela bien.

En esta vuelta James Blake no llega solo, trae consigo un par de colaboraciones importantes: Bon Iver y Frank Ocean; si, ese Frank Ocean que ¡qué carajos está esperando para entregarnos nuevo material!….ese mismísimo Ocean, colabora con Blake en The Colour In Anything aportando su talento en la lírica en muchas de las canciones.

Bon Iver, por su parte, se hace presente en I Need A Forest Fire cantando a dueto con James Blake.

Puntualizando los mejores temas de The Colours In Anything:

Radio Silence, el tema de apertura, una de las canciones con más tintes soul en el álbum y que resalta la lírica Blake con ‘Sorry, I dont know how you feel’.

Timeless es una de esas canciones por la cual identificas al artista. Una de las canciones más enérgicas y que maneja perfecto el post-dubstep del londinense. Grandioso tema que bien merecido tiene ser uno de los sencillos de presentación para The Colours In Anything.

En I Hope My Life se escucha una etapa un tanto más electrónica con un sintetizador más suelto y envolvente a una marcha poco más veloz de otras canciones.

Con My Willing Heart se suelta una suave voz femenina de principio para darle paso a la desgarradora y muy sentimental voz de Blake cantando una tristísima lírica no recomendable escucharla en momentos de flaqueza emocional….o bueno, si. Eso ya depende de ustedes.

Choose Me continúa con la lírica desgarradora. Tiene a James implorando que lo elijas a como dé lugar en esta etapa de canciones realmente sentimentales. De los mejores temas Choose Me.

Casi para finalizar el álbum llega Always, con personalidad netamente R&B y donde se nota la mano de obra del productor Rick Rubin. La mejor canción del álbum a mi simple gusto.

Se debe dar a notar que el álbum cuenta con 17 canciones, algunas que resaltan más que otras, pero eso sí, ninguna sin ningún desperdicio.

James Blake contó con la colaboración de el antes mencionado estadounidense Rick Rubin, uno de los mejores  productores en la música pop que siempre hace magia en donde quiera que se presente y más en materia de R&B y Hip Hop.

Con The Colours In Anything James Blake confirma el gran paso y legado que va dejando, el enorme potencial de músico que es y el mago que se le desata para transformar los silencios en música.

Sin duda The Colours In Anything estará en el top de lo mejor del año junto a otras maravillosas producciones discográficas, y la verdad es que lo merece en cada segundo que pasa a través del álbum.

Y pues nada, que les digo. Te esperamos en Corona Capital 2016, James Blake Litherland. ¿Sí o qué?

 

 

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación
Ángel Santillán
Explorador galáctico de las órbitas musicales. Vivo en una y mil canciones más.