Mochilazo, es la palabra con la que todos hemos soñado alguna vez en la vida, pues esta forma de viajar conlleva toda clase de experiencias, buenas y malas. Te permite conocer infinidad de gente y lugares, con la ventaja de gastar lo mínimo tanto en comida y hospedaje como en el transporte mismo. Y si corres con suerte hasta obtenerlas gratis.

Cada vez son más los jóvenes que se avientan a vivir esta práctica. Tomando como primer paso el obtener vuelos económicos a cualquier destino en Interjet.com, con la ventaja de encontrar descuentos poco usuales y beneficios que agilizan la forma de viajar, así como la posibilidad de imprimir el pase de abordar desde casa.

Al llegar al lugar de destino el segundo paso es contactar a algún conocido o pedir a los locatarios algunas recomendaciones para hospedarse y comer, así como sitios que sólo ellos conocen. El tercer paso, y el más interesante, es aventurarse a experimentar y conocer cuanto esté a tu alcance.

Cabe resaltar que ser mochilero va más allá de viajar con poco dinero y ropa, conocer lugares o el simple hecho de sentir adrenalina. Realizar viajes de mochilazo te hace alguien independiente y autónomo, te pone a prueba para saber qué tan guerrero eres en realidad, pues tienes que desprenderte de lo superfluo, no existe cabida para los lujos, ni el egocentrismo. Tus principales acompañantes deben ser la sencillez, la valentía y la humildad. Ser responsable de ti mismo, y aun así correr el riesgo.

Aunque suele ser una vivencia liberadora, se debe tener en cuenta que se corren muchos peligros. Pero sobre todo es una experiencia que se tiene que disfrutar y no sufrir, si te sucedió lo segundo, el mochilazo no es para ti.

¿Qué experiencias tienes tu de mochilazo y a dónde recomendarías ir?

Deja un comentario