Wolfmother regresa con su cuarto álbum de nombre Victorius y esta nueva entrega de los australianos, no nos queda a deber nada.

Por: Rogelio Cejudo Esquivel

Wolfmother VictoriousDado el carácter y fuerza que la banda plasma a través de su talento musical y la gran voz que tiene Andrew Stockdale. Nos permiten tener ese impulso adicional, riffs y una gran batería, que en ocasiones olvidamos rodeados de elementos electrónicos que hoy día parecen ser la fórmula del triunfo de muchas bandas.

Una banda de rock como Wolfmother utiliza elementos musicales que además de ser bien producidos, nos ganan desde el inicio y nos mantienen durante todo el disco con una sincronía que en ocasiones obliga a repetir la canción por lo menos unas 5 veces.

¿Será que Wolfmother encontró su fórmula del éxito y no le interesa innovar?, podría parecerlo, sin embargo creo que son pocas bandas que con influencias como Led Zeppelin o Black Sabbath, nos logran transmitir ese impulso de buen Rock que necesitamos en nuestras actividades diarias. Lo digo por que son los acordes y letras, las que te obligan a repetir la canción así como tener que memorizarla, es cuando la piel se pone como decimos, chinita.

Un inicio bastante rudo y lleno de grandes riffs, así como una gran batería, es lo que se presenta en la canción de título The Love That You Give, que además cuenta con una letra en la cual Andrew Stockdale, nos permite percibir que con ese amor que entregamos al realizar nuestras actividades, es con el que debemos afrontar todos esos detalles que se nos presentan, con la finalidad de hacer frente a todas las adversidades y hacerlo de la mejor manera.

Todo continua con Victorius, canción que además le sirve de nombre a este álbum es también una letra que motiva y nos habla de una chica que además de misteriosa entrega todo en la batalla, para salir victoriosa y ser la ganadora, además Stockdale nos hace preguntas que en cierta manera hoy día todos en ese momento de hartazgo nos hemos hecho, desde sentirnos cansados y no poder dar más, donde en cierto momento consideramos hemos dado todo, no sabemos si lo que hacemos es lo correcto o no, ¿cómo no darse por vencido y salir victorioso?, esta canción y sencillo del disco cuentan con un video que narra a manera de historia de los 70’s como es que esta chica misteriosa enfrenta a un malvado enemigo y derrota a todo aquel que le hace frente, sin duda de esos videos que con una gran canción como Victorius son excelentes.

Baroness es una canción que nos permite relajarnos después de dos grandes canciones, sin quitar mérito a sus antecesoras, la presente tiene fuerza y voluntad propia, es turno para la historia de alguien de clase campesina y una baronesa a quien se desea como esa cita que quiera dejar todo, para ir a ese lugar donde las estrellas siempre brillan. ¿Será que esta historia podrá convertirse en una realidad?, sin escuchar a nadie deben dejar todo atrás.

Es tiempo de amor y Andrew Stockdale, quiere demostrarnos que Wolfmother, también tiene ese aspecto romántico, Pretty Peggy ¿qué debo hacer para ver tu cara otra vez?, ¿puedo ser ese tonto que tome tu mano? ¿sientes lo mismo que yo?, esta canción es para aquellos que enamorados y que en ocasiones no saben cómo acercarse a esa persona para poder decir algo interesante. En cierta parte la letra a manera de poesía, nos entrega rosas rojas y violetas azules, todo para esa persona, todo por estar ahí.

Un sube y baja en la melodía de City Lights nos hace preguntarnos si es que hemos olvidado como lucen las luces de la ciudad, esos lugares que además de ser monstruosos tienen una vida que por la noche se ilumina con anuncios, casas, edificios y en cierta manera nos regalan una vista para no olvidar. Mira en tus ojos ese brillo mágico que desprenden.

¿Quién no busca una vida simple? The Simple Life nos narra como una chica vive cada momento como un regalo y como algo sencillo, solo basta mirar y darse cuenta que es muy fácil encontrar ese aspecto relajado y simple de la vida.

Best Of a Bad Situation, todos tenemos días buenos y otros malos, pero ¿qué podemos obtener de esa mala situación a la que nos enfrentamos en determinado momento?, Stockdale nos invita a convertir ese mal momento en uno bueno.

Es tiempo de ir a la Gypsy Caravan y es que con los tonos en la voz de Stockdale, cómo no auto invitarse, sí queremos saber hacia dónde va, queremos conocer ese espacio donde el océano conoce a la arena, parece un viaje arriesgado pero a su vez con garantía de algo inolvidable.

Con un increíble bajo tenemos Happy Face donde al parecer esta chica con su bella sonrisa, pone todo en su lugar para él. Y es que, todo puede romperse o caer, mientras ella mantenga su sonrisa y nos haga parte de la misma.

Llegamos al cierre de esta cuarta entrega con Eye of The Beholder y como espectador Stockdale quiere conocer esa verdad que se ve plasmada en nuestra mirada, ¿acaso hemos sido falsos en este recorrido y nos hemos presentado como una serie de desconocidos?

Sin duda esta entrega estará en nuestros reproductores digitales por muchos meses y recordaremos este disco a finales de 2016 como una buena entrega de una banda australiana que aún tiene una larga carrera por delante.

Nunca he tenido la oportunidad de ver a Wolfmother en vivo, pero considero no deben defraudar a sus fans, desde la entrada hasta el encore del mismo show, deben ser un gran espectáculo y deben quedar en la memoria como esa gran banda que se compromete con calidad musical en el escenario, esperemos que con esta nueva entrega, tengan una Victorioso regreso a la ahora llamada, Ciudad de México.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación