Llegó a nuestras garras lo nuevo de Brendon Urie y compañía, se trata del material más reciente de Panic! At The Disco, Death of a Bachelor, y hemos de decir que estos muchachos están listos para dar el gran paso y decir que sí en el altar.

panic! at the discoRecordamos esa época emo en la que se encasillaban grupos que poco tenían que ver con la corriente pero al ojo social representaban muy bien esa filosofía de “depresión”. Uno de ellos fue, indiscutiblemente, Panic! At The Disco, quienes se ganaron el lugar simplemente por usar algo de maquillaje en sus videos y presentaciones (absurdo), además del parecido de las voces entre Brendon Urie y Patrick Stump (Fall Out Boy). Su música siempre ha sido algo extraña, una mezcla de una excelente voz acompañada de música versátil, que toca diversos géneros y que frecuenta un estilo peculiar.

Death Of a Bachelor sigue esa misma métrica, con el paso de los años han descubierto que la voz de Brendon alcanza para jugar con tonalidades y matices y en este disco lo han explotado muy bien. Cierto es que la banda ha sufrido de bajas casi totales y parece ser que sólo queda en el escenario Urie, su talento y el nombre que lo llevó a la fama, pero realmente esto abre un camino para que pueda experimentar completamente y descubrir hasta dónde es capaz.

Victorious abre el panorama, es una canción feliz y chillona a ratos que evoca el momento en el que un hombre decide festejar por última vez su soltería y claro, debe hacerlo a lo grande. Don’t Threaten Me With a Good Time le sigue los pasos en la otra cara de la moneda y con el riff clásico de Rock Lobster, para mí una apuesta de mal gusto y sin sentido. LA Devotee parece regresar el tiempo y nos da la oportunidad de disfrutar un Panic! At the disco más familiar, una muy buena canción que pega directo a la nostalgia.

Vemos pasar y pasar las canciones de Death Of a Bachelor y lo importante a destacar no es ni la composición ni la musicalización, es el hecho de que cuenta el viaje, desde la perspectiva de Urie, que debe emprender un hombre al decidir contraer matrimonio, el sentir y las dudas que nacen al pensar que pasará el resto de sus días con una persona. Se nota a medida que el disco avanza pues se vuelve más serio, más maduro y con más cuerpo hasta llegar a la cúspide de todo, el outro Impossible Year.

La influencia de Sinatra y Queen se notan a la superficie, además de ir evolucionando en cada una de las canciones y tocar géneros que seguramente significan algo para él. Death Of a Bachelor pierde continuidad si lo juzgamos como un todo, pero individualmente se puede disfrutar muchísimo pues los ritmos son muy cambiantes, es una fusión entre lo clásico, lo electrónico y el anillo puesto en un dedo.

Panic! At The Disco muestra una cara más madura, refleja los años clásicos y no los deja morir, intenta renovarlos con toques especiales y se vuelve un ejercicio bastante arriesgado pero que se agradece. Si eres fan seguramente lo disfrutarás mucho y apreciarás el conjunto y si no, podrás encontrar dos o tres tracks que realmente levantan la voz y que presentan algo alejado de lo que ya nos acostumbramos.

P.D. No dejes pasar Crazy = Genius, realmente vale la pena y hará que quieras bailar con traje amarillo y máscara verde.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Calificación