Peanuts: La Película, los niños también aprenden a perder

221

Hay joyitas como Peanuts The Movie para llenar ese espacio en el alma del pequeño cinéfilo, la excepción a la regla que regala sinceridad al espectador.

En una época donde las películas animadas para niños están pensadas para pequeñas mentes saturadas de azúcar y niños expuestos a saturación de sentidos en cada día, los estudios de cine dispersan su enfoque, sobre saturando las películas con bailes a la menor provocación y moralejas que son cambiadas por…más bailes sin sentido, llegan joyitas como Peanuts The Movie para llenar ese espacio en el alma del pequeño cinéfilo, la excepción a la regla que regala sinceridad al espectador.

La animación de Peanuts The Movie es simplemente espectacular. A cargo de los estudios Blue Sky (La era de hielo, Rio, Horton) el trabajo de adaptación a cine es sutil e ingenioso, pues combinan elementos “caricaturescos” propios de la historieta original con un 3-D dotado de detalles perfectamente cuidados que dan vida tanto a los personajes como a los escenarios, lo que hace a la película en una maravillosa experiencia visual, se vea en 3-D o no.

Fiel a la esencia original de la tira cómica, Peanuts The Movie no busca provocaciones fáciles para traicionar a sus entrañables personajes para convertirlos en una farsa festiva de monigotes bailando canciones de moda o sometiéndose a situaciones extraordinarias sólo por justificar su salto al cine; por el contrario, el director Steve Martino (Horton, Ice Age 4) recurre al viejo adagio de “menos es más” y a partir de una situación simple, el director pone el escenario ideal para rendir tributo a todos los personajes de Peanuts, resaltando cada detalle que ha hecho adorable a los dibujos de Charles M. Schulz.

Lo más trascendental de este salto a la pantalla grande de la historieta Peanuts es el rescate del personaje de Charlie Brown. A pesar de que todos lo reconocemos y su imagen apareció en sus mentes al leer esto, la esencia de Charlie Brown ha sido opacada por la de su perro Snoopy, un pequeño perro beagle negro y blanco que es imán irresistible para las marcas comerciales.

En Peanuts The Movie, nuevamente nos encontramos con el corazón de la historieta y el personaje que la representa: Charlie Brown, el niño mas perdedor del vecindario, el que siempre falla al intentar volar una cometa y es burlado por Lucy siempre que quiere patear un balón de football americano, pero que, no importa lo que pase, siempre tendrá el optimismo suficiente para volver a intentarlo…aunque vuelva a fallar.

La mirada de Charles M. Schulz cruel para algunos y muy realista para otros, es explorada perfectamente en la historia de Peanuts Movie, y es así como una nueva niña pelirroja en el vecindario es incentivo suficiente para incitar a Charlie Brown a volver a intentar todo en lo que ha fallado y así poder llamar la atención de la pelirroja dueña de su corazón. Inesperadamente lejos de convertirse en una historia cursi de primer amor infantil, Peanuts Movie gira su mirada a la desgracia de Charlie Brown y se vuelve una oda a la desventura, un cuento sobre la adversidad y sobre los que nos ha tocado visitarla e incluso vivir un tiempo en ella. Sé que suena deprimente, pero no lo es. Al contrario, Peanuts The Movie es un espectáculo de sentimientos puros, de interacciones sinceras con el espectador y una valiosa enseñanza de que el perder, también es parte de la vida.

Puede que si llevan niños pequeños a verla se aburran fácilmente, pero llévenlos a que por una vez respondan a estímulos sentimentales y no a sobre exposiciones que alteren su acelerada y sobre expuesta mente moderna.

Bob Dylan decía en una canción For the loser now Will be later to win For the times they are a-changing y creo que no hay frase que defina mejor a la película Peanuts The Movie, a la tira cómica de la vida Peanuts y al Charlie Brown que todos llevamos dentro alguna vez.

Muy recomendable.

Deja un comentario