Nos dimos a la tarea de poner a prueba el último disco de esta banda construida por grandes talentos que no tendrían algo más que demostrar, sin embargo se dan el tiempo para regalarnos algunos toques musicales dignos de crítica.

dodge and burnAl hablar de un supergrupo las aspiraciones y expectativas se van un poco más allá de lo debido, buscamos que las piezas ensamblen a la perfección y que la música que sus integrantes hagan sea una bomba inmediata en nuestras cabezas. The Dead Weather atiende al llamado, desde sus inicios nos envolvieron con un sonido sólido que, si bien se podría decir que sigue métricas de Jack White a primer oído, al deshebrar sus canciones caemos en cuenta de la influencia innata de Dean Fertita (Queens of the Stone Age) y de Alison Mosshart (The Kills).

Dodge & Burn son las palabras que dan título a su más reciente material, uno que resulta interesante al análisis pues es un viaje de dos partes. Pongámoslo como una máquina estudiada, cuasi perfecta en ciertos picos pero que tarda en arrancar al menos 5 o 6 canciones. En principio no esperes un golpe de rock a la cara sino una muestra de lo que pueden hacer, I Feel Love (Every Million Miles) es una oda al estilo y actitud que ha reinado desde que el blues marcó la pauta. No obstante siguen los tracks sin poderse librar de la pesadez que es no ofrecer algo nuevo, los riffs y las melodías son adecuados y la voz de Alison poco a poco se adueña del grupo y de las intenciones, tomando el lugar que merece, pero no es suficiente hasta Open Up, ahí si empezamos a dialogar en serio con los Dead.

Be Still sigue con las buenas rabietas del disco, pero Mile Markers y Cop and Go en verdad son las chicas guapas de la noche. Demuestran un sonido y una actitud digna de grupo grande, por fin se sienten en su máximo esplendor las piezas que conforman a esta agrupación sacada de los escenarios de monstruos del rock.

Too Bad es el perfecto desenlace al disco, tiene un riff muevemelenas que vale mucho la pena tener y escuchar indefinidamente, expreso a Too Bad como desenlace pues para mi ahí acaba el material, no hay más. Impossible Winner es un recordatorio a que el respeto por lo que uno hace nunca debe ser faltado. El hablar de una balada pianesca y extraña con Alison Mosshart al mando no produjo ningún resultado, es tirar por la borda años y años de un concepto funcional y personalmente me pareció una muy mala idea.

Dodge & Burn es sin duda el álbum más completo de The Dead Weather, tiene pellizcos de un rock sublime y se pueden saborear todos los integrantes en un platillo que, junto, sabe muy bien al paladar.

Deja un comentario

Reseña Panorama
Dodge and Burn