Bon Iver es el segundo álbum de la banda estadounidense de folk independiente Bon Iver. Bon Iver de Bon Iver presenta en el tercer track (Bon Iver, por si no lo recuerdan) una verdadera joya llamada Holocene.

Y es una verdadera joya porque al escuchar el track uno se siente transportado a una especie de paisaje natural sin mucho que le adorne pero a la vez con una cantidad inmensa de detalles que hacen sentir que no estamos en territorio desconocido, como salir a caminar al parque de siempre en una atardecer húmedo después de una tormenta, completamente despreocupado.

Bueno, pues sólo una canción así de bonita podría ir de la mano con un video así de bonito como éste.

Dirigido por NABIL, el video de Holocene fue filmado en diferentes locaciones de Islandia, tierra de prodigios artísticos como Sigur-rós, Emiliana Torrini o Björk, sacándole provecho visual a escenarios naturales que generalmente estamos acostumbrados a ver en wallpapers de Windows 98 con el hielito reflejado en la laguna.

La historia: un chamaquito despierta en su cama, se viste con una sudadera de lana y sale a caminar por los paisajes islandeses, avienta piedras en un lago, toma agua de un riachuelo que resulta provenir de una cascada enorme, trepa por prismas basálticos (que no son los de Hidalgo) y al final uno se da cuenta de que contagia la buena vibra que trae el morro y entonces terminas contagiado de buena onda, pura paz, vibras cósmicas de felicidad y tranquilidad y de paso, una joyita musical. Todo bien.

Disfrútenlo.

Deja un comentario