Ingenuo sería pensar que un documental esté hablando de algo “verdadero” en sentido estricto. El documental 0.56%

Actualmente, los espectadores sobreentienden, quiero pensarlo de esa forma, que al ver un documental no están frente a un documento “fidedigno” o una “calca” que refleje lo que “realmente” pasó en un momento histórico. Más bien, las audiencias hoy día tienden a reconocerse frente a un “relato”, una serie de afirmaciones provenientes de un film no clasificado de ficción.  El espectador se sabe, por tanto, frente a un producto cinematográfico con un discurso determinado, el cual lleva una intención y sentido.

Bajo este supuesto, no es en balde que el documental titulado “0.56%. ¿Qué le pasó a México?”, dirigido por Lorenzo Hagerman y producido por Lynn Fainchtein, platee una postura acerca de los hechos alrededor de las pasadas y controvertidas elecciones presidenciales de 2006 a la luz del contexto previo a las del 2012. El documental 0.56% quizá tenga la intención de evidenciar la aún vigencia de dichos sucesos y subrayar la importancia de apelar a la memoria para no olvidar las consecuencias de ello, entre otras, la “polarización” generada en momentos previos y posteriores al evento electoral.

El documental de Hagerman, actualmente en exhibición en salas comerciales, comienza con el relato de lo sucedido el 1º de diciembre de 2006: la toma de posesión de Felipe Calderón Hinojosa. Observamos en tomas diversas, quizá el momento más dramático del documental y en donde se observa un mayor trabajo de edición, el zafarrancho protagonizado por legisladores dentro del reciento de San Lázaro ante el intento por impedir que la banda presidencial pasara a manos del actual presidente. Después de tal exordio, en donde se destaca cómo legisladores –hombres y mujeres— sin reparo alguno se lanzan objetos o se
perpetran golpes y patadas, pasamos durante casi una hora a los meses antes de la elección, con énfasis en el llamado “desafuero”. Finalmente, volvemos a los hechos del 1º de diciembre de 2006.

Aludiendo a la estructura del film, se podría reconocer un intento de calidad en la edición, musicalización y efectos sonoros; sin embargo, el ritmo está medianamente logrado. Si bien no resultan pesados los 98 minutos, el documento logra cierto hastío, pues su problema fundamental es la poca claridad en cuanto a su propósito o intención. Sé que son “chocantes” las comparaciones, pero después de ver Sicko de Moore, por citar un ejemplo, sabemos que se ha querido criticar al sistema de salud norteamericano. Después de ver 0.56%. ¿Qué le pasó a México?, el espectador no tendría certeza de la razón principal de la cinta, ni mucho menos de la postura que persigue. ¿Relato del desafuero? ¿Detrás de cámaras de la vida de Andrés Manuel López Obrador previo a sus campaña y durante la contienda? ¿La visión de Elena Poniatowska sobre la campaña?

“Dándole vueltas”, pareciera que el propósito era defender la postura que han sostenido algunos con respecto a que hubo inequidad en el proceso electoral de 2006, sobre todo pensando en la intervención del ex presidente Vicente Fox y las campañas negativas llevadas al extremo. Si tal era el propósito, no se logó cabalmente. Lo que vimos, en cambio, fue una nebulosa narrativa audiovisual y cierto desperdicio de recursos del género. Sólo por mencionar un asunto, los testimonios, como técnicas que suelen tener gran peso argumentativo en los documentales, en 0.56 se observan “transparentes”, “colocados a modo” y no necesariamente como argumentos de autoridad para sostener la posición de que la inequidad fue uno de los factores claves en el histórico 2006.

Pero, ¿qué podríamos rescatar? Como lo mencioné antes: la primera parte, pues de manera elocuente se observa la rispidez y el real enfrentamiento entre las dos fuerzas que en ese momento se disputaban la silla presidencial, quizá signo de la polarización de la sociedad en aquellos momentos. Y por otra parte, el propio testimonio de un López Obrador, quien se muestra humano, un acercamiento un tanto “íntimo” a su vida como Jefe de Gobierno previo a la elección, durante su campaña y los avatares ante la oficial derrota.

0.56% es un documental poco afortunado, por veces caótico, sin claridad en sus propósitos. Me quedo con la primara parte del film, aquellos momentos del desafuero y algunas entrevistas al propio López Obrador. Y ante todo lo dicho, ¿qué le habrá pasado al documental “0.5%. ¿Qué le pasó a México?”? Quizá la premura, poca planeación, no mucho material, no lo sé, eso lo tendrán que responder los creadores.

 

Deja un comentario