Mogwai: el amor a la distancia a veces puede seguir

84

Diez discos y de alguna manera Mogwai demuestra estar en impecables condiciones sonoras. Con esta premisa les platicamos de As The Love Continues, el nuevo lanzamiento de los titanes de Glasgow.

Es algo injusto mostrar una foto de Mogwai debajo del escenario como portada a este texto. Bien sabemos, los afortunados de disfrutarlos en vivo, de esa exacerbada magia que generan al estar ahí. Algo que se nota y se extraña en su décimo LP de estudio (sin contar sountracks o encargos externos). Se trata del recién lanzado As The Love Continues (2021).

Originalmente planeado grabarse en los Estados Unidos. Sin embargo, la pandemia los obligó a trabajar vía remota con su productor de toda la vida Dave Fridmann. Y fue finalmente el pasado 19 de febrero que pudimos escucharlo, casi cuatro años después de la salida de Every Country’s Sun (2017).

A pesar de la sombría actualidad, Mogwai se las arregló para presentar un tono más esperanzador y caluroso. Si bien suman casi 3 décadas de carrera, sus canciones no reflejan un recuento de los daños, sino un presente igual de emocionante e inspirador. Búsqueda desplegada a través de una hora de material, dando inicio con To The Bin My Friend, Tonight We Vacate Earth.

Un punto de partida sin complejidad, dando fluidez inmediata a “la carnita” del disco. Suaves progresiones de piano y elementos que decoran el viaje. Fina percusión y arpegios oníricos tan intrigantes como los del llamado bedroom pop. Pero no pasan ni tres minutos para que una ecléctica explosión llene el espacio con sintetizada instrumentación rock.

De alguna manera los escoceses logran satisfacer la escucha con catárticos (pero controlados) clímax. En su segundo track, Mogwai contrapone sus elementos sintéticos y voces robóticas con arreglos orgánicos. Zig-zagueo de contrastes a través de una excelsa producción.

La banda ha perdido el miedo de sus facetas electrónicas como protagonistas. Al comenzar Dry Fantasy, pareciera tratarse de una producción de dream house. Pero es la imponente batería que se cargan, la que los regresa a terrenos más familiares. El single Ritchie Sacramento, es el único espacio en que nítidas vocales hacen su aparición. Letras que toman la nostalgia como bandera sin sacarte (tanto) de la vibra del álbum.

Después de este “descanso” es que Drive The Nail retoma el estilo primigenio de Mogwai. Esta vez el drama instrumental no es sombrío sino esperanzador. Su explosión rock se despoja de capas extras. Cálidos riffs que arropan de a poco esta inesperada oda de rock progresivo. A estas alturas tal epopeya sónica se vuelve lo más satisfactorio de As The Love Continues.

Del salvaje rock transitan a una bruma de sintetizadores y voces robóticas en Fuck Off Money. Siempre bajo la batuta de esa imponente batería propia del género. Aunque también de ecos guitarreros que recuerdan la influencia constante del shoegaze en la discografía de los escoceses. Midnight Fit también muestra su lado más ecléctico. Elementos sintéticos y orquestales jugando por igual en una odisea sonora de seis minutos.

Pat Stains no se complica y te transporta al directo espacio sonoro de la banda en una sala. Mogwai conserva esa habilidad en composición y melancólico tono. Algo que nunca pierden, incluso en sus momentos de mayor fiereza. El crudo fuzz de Ceiling Granny, por ejemplo, la hace parecer un hit instrumental de rock noventero. Pero es tan fuerte la conjunción entre sus integrantes, que no podrías decir que estás escuchando a otra banda.

Casi al final, Supposedly, We Were Nightmares remite de inmediato a la vibra del Hardcore Will Never Die, But You Will (2011). Como en aquel momento, la legendaria agrupación demuestra lo que puede lograr, incluso con estructuras clásicas del rock alternativo. Hay vida para el proyecto escocés fuera del mote que se les impuso de realeza del post-rock.

El encanto de Mogwai es el que parece trascender por toda su historia. Y al llegar a su décima entrega oficial pinta por ser uno de sus mejores momentos. Si tuviéramos algo que reprocharle, además de algunos baches ya mencionados, es su naturaleza contenida. Es esa instrumentación que parece desesperada por encontrar caminos para saturar los oídos allá afuera. Tal vez solo lo podamos comprobar al encontrarnos con Dominic, Stuart, Martin y Barry en el escenario, una vez más.

Mientras tanto, escucha As The Love Continues de Mogwai por tu servicio de stream favorito.

Deja un comentario

Apasionado de Conciertos y Nuevos Lanzamientos. Músico neceando desde la Perla Tapatía.