Morodo regresa para regalarnos la mezcla perfecta entre el reggae y el rap como solo él lo sabe hacer. Luz es un álbum donde los temas fluyen sin parar.

morodo

Rubén David Morodo Ruiz es el hombre detrás de Morodo y posiblemente el mayor referente del reggae en español.

Recuerdo perfecto fue hace poco más de 10 años cuando lo escuché por primera vez con Tu Eres Como el Fuego, tantos recuerdos me vienen a la mente que inevitablemente me provocan una sonrisa y ahora no podía creer que yo lo iba a entrevistar.

Así como lo leen, en Bizarro FM tuvimos la suerte de platicar con él para que nos contara todo con respecto al lanzamiento de su más reciente producción Luz.

Revisé un par de veces que la grabadora funcionara bien, y es que creo que la peor pesadilla de cualquier entrevistador es darte cuenta al final de la llamada que nada quedó grabado. Con mis preguntas en mano y evitando que se me notara el fanatismo para no hacer el oso comencé con un saludo muy natural y clásico; la señal no agarraba la onda.

Ok, iniciamos nuevamente y ya con todo listo me contó cómo fue que el álbum se auto nombró Luz.

Al principio, el disco venía titulándose Gnosis, por aquello del conocimiento y la introspección, pero a medida que el tiempo iba avanzando y que yo iba escuchando el compacto de arriba a abajo; la idea de la gnosis fue desapareciendo porque me evocaba mucho más luz.

Y otro de los motivos que me terminó de convencer, y como quién dice habló el disco por sí mismo y dijo: Yo me llamo Luz, fue justo porque el lanzamiento estaba inicialmente programado para antes de la pandemia y cuando llegó todo se paró. Entonces queríamos ver la luz y por fin superar el bache y ver la luz, ahí fue en donde ya se definió del todo.

Con este álbum, Morodo nos invita a hacer un pequeño viaje de introspección.

El mensaje es la autocrítica y la superación personal, pero no a un nivel como si fuese un coach de autoayuda, más bien un llamado de atención a la gente: ¡oye, tomate tu tiempo para pensar en ti!

Lo que quiero tocar en este álbum es esa existencia real del espíritu y del yo interno, que es universal y la gente se olvida de lo que es en cierto modo; creo que es una nota necesaria para todos.

El lanzamiento fue hace un par de días y el recibimiento ha sido de lo mejor, cosa que no me sorprende en lo absoluto.

Estoy contento porque veo que la misión se esta cumpliendo, la gente lo esta recibiendo muy bien, lo están entendiendo sobre todo, porque aparte de la música que sea más bailable o menos bailable el mensaje es muy concreto. La gente lo está comprendiendo en lugar de crearse una idea o de entender lo que cada uno quiera y para mi eso es una misión cumplida.

Nos comentó cómo es que ha ido cambiando la crítica a través del tiempo.

El público ha cambiado, la opinión es más soez y menos crítica, para mí ahora cualquiera puede comentar, cualquiera puede ser un experto y casi todos ellos, que como quién dice, están en la sobremesa de su computadora, pues muchos hablan nada más por hablar y al final esa es la crítica mayoritaria que se ve en redes, la del usuario.

Pero no es algo constructivo, ni es algo real, ¿sabes? Ahora mismo todo mundo puede opinar, todo el mundo es experto y eso se nota en todos los discos. La forma de reproducir un LP ya no es como antes que uno se iba a comprar un acetato o compraba un CD, lo disfrutaba y lo tenía en su colección.

Ahora la gente es como si estuviese comiendo patatas de McDonald’s, salen rápido, se comen rápido y se tiran rápido; entonces todo el mundo tiene la capacidad, entre comillas, de ser experto musical sin consumir realmente música.

Una de las cosas por las que me gusta su música es el hecho de que siempre transmite un mensaje positivo y al parecer no hay secreto.

Pues no lo sé, o sea me inspiro en cualquier cosa de la vida sobre todo, pero viene con mi perspectiva, ya te digo que cualquier situación, cualquier emoción puede ser una inspiración.

¿Por qué siempre le doy ese punto positivo? No sé, soy una persona positiva.

Siempre ha estado metido en la cultural del hip hop, es por eso que a la hora de fusionarlo con la música jamaicana logra la mezcla perfecta.

Desde pequeño siempre he estado en contacto con el hip hop como cultura, cuatro elementos, break dance, beat box, grafiti, mc, hermandad, unidad, no a la violencia, lucha social.

En los 90 el hip hop agarraba influencias de todo, desde James Brown, la Motown hasta Jamaica, de hecho muchos mcs tienen raíz jamaicana Dub Fx, Rasta Raims, etc, acá en Europa todo es gris y cuando llega algo con más colores se nota. Eso automáticamente a mi me evocaba a otro tipo de ritmo, otra energía, alegría y siempre me ha tirado más eso.

Me formé con todo eso y lo añadí a mi estilo y a mi forma de crear. Fue un recorrido con ciertos elementos, pero la mezcla poco a poco ha ido cuajando.

Por supuesto no nos podíamos quedar sin preguntarle a qué iconos musicales le hubiera gustado conocer.

Hay muchos obviamente, y la respuesta más rápida que yo creo que cualquiera te diría, Bob Marley, charlar con él, pero también están Jacob Miller, Burning Spear; hay grandes artistas a lo largo de la historia de la música y no solamente del hip Hop o del raggae.

Tomando en cuenta que a lo largo de su trayectoria algunas de sus canciones hablan sobre la mariguana me atreví a preguntarle que opinaba de la legalización. Entre risas me preguntó que tipo de legalización y luego me dio su punto de vista.

Bueno interesante pregunta, Uruguay se adelantó y la verdad es que se notó. He tenido la oportunidad de estar ahí y es un punto curioso sobre todo a la hora de parar las mafias, el auto cultivo sobretodo, y la no criminalización porque es una planta, no estamos hablando algo procesado que afecta a tu cerebro porque hay un químico que está a la mano del hombre entre medias.

Esto es una simple planta, entonces no veo porque hay que perseguirla, pero evidentemente pues tampoco puede estar al alcance de todo el mundo, porque no ha todo el mundo le sienta bien. No vamos a hacer aquí unos locos ahora diciendo ¡sí, mariguana para todo el mundo!, tiene que haber un control, tiene que haber una educación social que no se base en el miedo sino en la información.

No se trata de legalizar, se trata de normalizar; porque legalizar también nos va a pasar lo que esta pasando ahora en Estados Unidos a un circuito comercial y que vamos a invertir en mariguana Philip Morris, pues tampoco.

Yo voy a ese punto, creo que es más importante la normalización que esa legalización global.

Antes de despedirse le pedimos que nos contara la anécdota más bizarra que haya vivido en algún concierto. Me comentó que no sabía si estábamos preparados para esa conversación y luego nos echamos a reír.

Mira tengo un recuerdo de hace un pocotón de años en Venezuela, en Mérida, allá todo crece de forma natural, es una zona bastante húmeda de montaña, pero claro es Venezuela, ¿no? Ahí tu tiras una pepa al suelo y te sale un jardín a los dos días.

Entonces me apareció un chamo con un hongo horrible, sudado, llevaba todo el concierto sudando, el hongo en su mano, bailando con él y cuando termina se acerca al camerín y me dice ¡toma, para ti! Yo cuando vi eso, de pana, de verdad te voy a decir que me dio mucho de asco.

Le agarré su hongo, lo guardé y no quise mirar más para el sitio en donde lo puse, pero no te creas que la historia todavía no termina; cuando aparece la siguiente persona en el camerín para conversar conmigo era una mujer y me propone hacer un video erótico, entonces ahí ya es cuando se me explotó la cabeza.

Si lo hablamos así en mayúsculas eso ha sido lo más bizarro.

Me parece increíble lo fácil que fue platicar con él, lo contrario a muchos que están a ese nivel comenta que para nada siente que sea un icono, él más bien se considera un eterno aprendiz y un soldado en el Jah Army.

Bueno aquí les comparto el álbum que pueden disfrutar por medio de Spotify.

 

Deja un comentario