Llega a las salas nacionales Gretel y Hansel, una nueva propuesta de Oz Perkins, con Sophia Lilia como elemento clave en este giro a la clásica historia de los hermanos Grimm.

El género del terror o suspenso, incluyendo todas sus divisiones, siempre ha tenido una que otra peculiaridad en común, como recurrir a elementos bastante burdos para poder lograr la sensación de miedo.

Existen infinidad de ellos, desde el clásico violín, los jumpscares, incluso hasta uno que otro desnudo sin sentido, pero parece ser que las reglas en este juego llamado cine de miedo están cambiando.

Robert Eggers, Ari Aster, Jordan Peele: la llamada nueva trinidad del cine de suspenso/terror, han marcado para bien o para mal una nueva tendencia dentro del género, historias con más sustancia que sustos sin ton ni son.

Puede que eso llegue a volver menos excitante el espectáculo que supone ir a ver una película de terror. Sin embargo, muchos agradecemos que se tome esta pauta, ya que la calidad, tanto de guion como de actuaciones, crece, y parece ser que este sendero tomó Oz Perkins (Legally Blonde) para iniciar con su nuevo Universo Cinematográfico.

Situada en la Baviera tradicional de fines del siglo XIV, Gretel (Sophia Lillis) es una pequeña pre adolescente que tiene una historia precedida de mucho misterio y situaciones casi alegóricas.

No obstante, en tan tierna edad debe hacerse responsable y cargar con elementos que no deberían ser el motivo de preocupación de una jovencita. Al enloquecer su madre, ella será el único bastión para su pequeño hermano Hansel (Samuel Leakey), por lo cual, la presión será una constante en ella.

Tras vivir varias peripecias, los jóvenes hermanos conocen a un amigable cazador que les dará consejo, alimento y sobre todo un camino seguro para llegar a la aldea de los leñadores, a donde querrán arribar en busca de preservar la vida.

Cuando parece que la vida les comienza a sonreír a estos chicos, ambos se encuentran con una curiosa casita que parecería les estuviera llamando telepáticamente, y es ahí donde la anciana Holda (Alice Krige) les dará asilo, pero, ¿todo será a cambio de nada?

Resulta bastante inquietante la forma de contar el relato por parte de Oz Perkins y sobre todo el guion de Rob Hayes. Si bien es cierto que siempre será bastante interesante el apreciar cómo se le da un giro al clásico cuento de los hermanos Grimm, también se debe considerar que experimentar demasiado no siempre suele ser la opción más atinada.

Ejemplos por citar hay muchos, pero llama la atención esta atrevida fórmula que lleva a Perkins a crear su llamado Universo cinematográfico. Lamentablemente, esta idea no fue una de las fortalezas del filme, que llega incluso a causar aburrimiento en hilos bastante lentos para, al final, llegar a ninguna parte.

El cast, como una de sus máximas fortalezas, mostró claramente que era momento de explotar, en un papel protagónico, a la adolescente Sophia Lillis, sin embargo, el guion con el que tuvo que trabajar dejo bastante que desear, por lo que no vimos recursos que la actriz nos había mostrado en anteriores obras, y nos quedamos en un simple suspiro del que hubiera pasado si…

Lillis cumple, es cierto, pero hizo falta un poco más de profundidad en el guion, por lo que creo que nos dejó con una esquela de decepción, así como Alice Krige que, al final, más que villana fue, en esencia, víctima de las circunstancias del guion.

Una de las grandes fortalezas que se comentaban entre los cinéfilos sobre Gretel y Hansel era el trabajo de fotografía del mexicano Galo Olivares, el mismo que demostró sus talentos en el filme Roma de Alfonso Cuarón (sin ser reconocido en los créditos).

Sobra mencionar que el trabajo de Olivares, sin llegar a ser espectacular y más para el cine de este género, resulta ser cumplidor, siendo una de las máximas fortalezas del largometraje de Oz Perkins, quien tiene como premisa el realizar un Universo Cinematográfico de los llamados cuentos de hadas, eso sí, con un toque de terror, situación que más que alentar comienza a alertar.

Gretel y Hansel, de Oz Perkins, con las actuaciones de Sophia Lillis, Alice Krige, Ian Kenny, Charles Babalola y Samuel Leakey, es el nuevo proyecto del director norteamericano que ya ha incursionado en el género, pero que tristemente no ha aprendido la lección.

Basada en los cuentos populares de los hermanos Grimm, Gretel y Hansel busca seguir la fórmula del nuevo cine de suspenso, sin embargo, como resultado nos dio, no solo una película bastante regular, sino un trabajo que le hace perder brillo a la historia original, al intentar replantear lo que perfectamente pudo ser un golpe escalofriante.

Más que una justificación en pro del empoderamiento del cine con tendencias feministas, está película tiene un meh bastante bien ganado.

Gretel y Hansel

Duración
99 min.

País
Estados Unidos

Dirección
Oz Perkins

Guion
Rob Hayes (Cuento: Wilhelm Grimm, Jacob Grimm)

Música
Robin Coudert

Fotografía
Galo Olivares

Reparto
Sophia Lillis, Ian Kenny, Charles Babalola, Alice Krige, Abdul Alshareef, Jessica De Gouw, Samuel Leakey, Loreece Harrison, Beatrix Perkins, Manuel Pombo Angulo.

Productora
Coproducción Estados Unidos-Irlanda-Canadá; Automatik Entertainment / Orion Pictures / Bron Studios / Wild Atlantic Pictures / Creative Wealth Media Finance. Distribuida por GEM Entertainment.

Género
Terror

Deja un comentario